Skip to content

Crisis de la Literatura

abril 13, 2012

¿Considera que son malos tiempos para la literatura, para la ficción, o para una realidad novelada?

Mario Vargas Llosa: Depende desde qué perspectiva se juzgue la literatura. Desde un punto de vista estadístico, no son malos, porque se edita mucho. Creo que nunca se han editado tantos libros como ahora. Hablo no solamente de libros de papel, sino también de los que utilizan los soportes tecnológicos, audiovisuales. Incluso los índices de lectura dicen que la gente lee hoy mucho más que en el pasado. Desde ese punto de vista, creo que la literatura no está amenazada de inmediato. Ahora, sí creo que la influencia que hoy tiene la literatura es mucho menor que en el pasado, porque aunque en el pasado influía sobre todo en las élites, lo que se llamaba las élites, creo que permeaba mucho al resto de la sociedad. Y lo que podríamos llamar los valores literarios tenían una influencia que me parece era mucho mayor que la que tienen hoy en día, cuando la literatura compite con muchas otras formas de entretenimiento, de diversión, que, por una parte, yo creo que la van desplazando, y por otra parte, también la van contaminando. Hay un tipo de literatura, ligera, leve, de puro entretenimiento, que rehúye los grandes problemas y persigue, sobre todo, entretener. En ese sentido, sí, creo que en nuestra época la literatura vive una cierta crisis de la que nadie sabe cómo va a salir.

Y en ese proceso usted acusa a los intelectuales contemporáneos de una absoluta inacción, de vivir mirándose el ombligo.

MVLL: A diferencia de lo que ocurría con las generaciones anteriores, hoy día la mayor parte de los escritores no creen que la literatura deba afrontar este tipo de asuntos. Piensan que es pretencioso, y además iluso, que la literatura pueda ayudar a resolver ese tipo de problemas, y prefieren concentrarse en una especialidad. Hacen literatura, y aceptan que la literatura tenga un rol modesto dentro de la vida de la sociedad. Y eso creo que también se refleja en la poca ambición que muestra mucha literatura de nuestro tiempo. No se fija grandes objetivos. A diferencia de los escritores del pasado, no escriben para la eternidad, para sobrevivir a la muerte. Se contentan con que la literatura cumpla una función más o menos inmediata, y sea una literatura de consumo, en el sentido más explícito la palabra.

Fuente: http://www.abc.es/20120410/cultura-cultural/abci-entrevista-vargas-llola-201204101851.html

Anuncios

From → Literatura

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: