Skip to content

Sentidos del término “Humanidades”

marzo 20, 2012

«Humanidades» es, ante todo, el plural del sustantivo «humanidad», y este viene del latín humanitas. Esta referencia etimológica, que en muchos otros casos podría ser meramente azarosa, no lo es en el nuestro, porque encontramos aquí una pista muy interesante para echar luces sobre el tema. El término latino humanitas fue acuñado por Cicerón para referirse a un ideal de vida al que debería aspirarse en la cultura, un ideal que resumiera las cualidades de convivencia civilizada, bondad y buen trato entre los seres humanos que él echaba de menos en un momento determinado de la historia romana. El origen de ese ideal de vida «humana», Cicerón lo atribuye a los griegos, así como también les atribuye la idea de que para llegar a ese estadio es preciso cultivar el alma humana, sobre todo en la juventud, mediante el ejercicio de ciertas disciplinas tales como la música, la historia, el lenguaje, la filosofía. Ya en su primera aparición en la lengua latina, «humanidad» es pues al mismo tiempo un ideal moral de vida y un modelo de educación que se propone cultivar en el alma aquel ideal de un modo muy específico.…

Fue en el siglo XIV cuando se acuñó la expresión studia humanitatis («Estudios de humanidades»), y se suele atribuir su autoría a Francesco Petrarca y Coluccio Salutati, connotados retóricos y latinistas de la época. La expresión aludía al conjunto de disciplinas que correspondían a las llamadas «artes liberales» y que debían servir, en el contexto de la formación universitaria, para el cultivo del ideal de la sabiduría humana, es decir, de aquel ideal de vida moral que hemos llamado, con Cicerón y con el derecho internacional contemporáneo, «humana» o «humanitaria». Para cul­tivar el alma de modo que se orientara hacia aquel ideal, era preciso que los jóvenes, sea cual fuere el destino último de su formación, pasaran por una etapa de reflexión primera y fundamental dedicada al estudio de la lengua, la historia, la filosofía, las artes. La formación universitaria básica se fue diseñando, pues, con el propósito de ofrecer una cultura humanitaria integral que sirviese de marco al adiestramiento pos­terior en los diferentes oficios de la vida social.

Miguel Giusti, Pepi Patrón (2010), El Futuro de las Humanidades. Lima: Fondo Editorial PUCP, pp. 9-11.

Anuncios

From → Humanidades

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: