Skip to content

La Historia en la Actualidad

marzo 20, 2012

“Nuestra historia, a pesar de la vitalidad de las investigaciones del pasado lejano en la arqueología de los estudios medievales, ilustrados por maestros como Georges Duby, tienden a convertirse cada vez más en la historia —más— contemporánea o del tiempo presente…Al interés que alcanzaron ayer las clases sociales y las aproximaciones macroscópicas, lo sustituyó la valorización de los casos de estudio en el cuadro de la microhistoria, donde italianos e ingleses abrieron la vía. Luego, se inclina por los «excluidos» de la historia, a favor de la historia de las mujeres, de las esclavas, de los desviados o considerados como tales. La historia reforzó sus lazos con las otras ciencias sociales, un fondo de atractivo ya sensible se vislumbraba a inicios de siglo frente a la sociología.

¿Se puede ver en esta dinámica una prueba de salud o un índice de crisis? De la historia que se escribe a la historia que se enseña o la que es recibida, se puede comenzar a percibir algunos rasgos. En el sistema pedagógico actual, me refiero a Francia, pero se puede extrapolar, ella parece una disciplina en peligro, más allá de las recriminaciones descontadas a la enseñanza. Frente a la atención creciente que llevó a las disciplinas científicas, ella no se puede marginar y tampoco puede pretender sobrevivir sin modernizarse para responder a las demandas actuales. Ella no es más prescriptiva y se rechazó el fracaso del catecismo republicano a nombre de una disci­plina de apertura y reflexión. Nuestros manuales, con un cierto tiempo de latencia, después de decenios puestos al ritmo de la larga duración braudeliana, grandes espa­cios de civilización valorizan la economía, las sociedades, las culturas y se expanden progresivamente en el mundo. El acontecimiento, tal como la Revolución Francesa, pastel de esta historia —casi— sin fechas, sin batallas o sin los héroes de antaño es devuelto a su lugar, ¿es inevitable el rescate? El escolar pierde la continuidad del hilo histórico y quienes están convencidos de ello, lo plantean como un elemento central en el retroceso de la cultura histórica.

Sin embargo, aquí el atestado innegable, pero ambiguo, es la división entre la apertura de una pedagogía de la historia más fácil de abordar, más amable por el recurso al documento y a la imagen, y la revelación del declive de una cultura his­tórica entre los jóvenes que no es más que el reflejo de un fenómeno social más general. La paradoja es más notoria todavía. Actualmente, en una librería ¿quién no está asombrado por la proliferación —es cierto que en el seno de una oleada más general, algún día incontrolable— de títulos históricos? Se encuentran títulos eruditos, fruto de investigaciones actuales, estos no han hecho suya una prima, con una tasa media de ochocientas ventas estimadas por un ensayo de ciencias sociales, los editores no sacan más; pero, los ensayos hechos de prisa, sobre los héroes del momento y los temas de moda, las novelas y ficciones históricas, con frecuencia se hacen objeto de un éxito creciente. Este es inseparable de la imagen televisiva, más que de una película que marca el paso o se pone de moda como en la reciente María Antonieta, ilustración de los estereotipos y clichés de la civilización americana del siglo XXI.

¿Una sociedad del momento presente que se proyecta habitualmente más en el futuro con el gusto apocalíptico de la ciencia ficción, con el soporte de los medios de comunicación masivos para el uso de pequeños y grandes, que necesitan de la historia para alimentar sus fantasmas? He aquí que nos ubicamos ya no en los alrededores, sino en el corazón de la crisis de la historia en nuestro sistema cultural.”

Michel Vovelle, “Humanidad y Emancipación de la Humanidad: La Responsabilidad de la Historia” (2010). En Miguel Giusti, Pepi Patrón (Ed.), El Futuro de las Humanidades. Lima: Fondo Editorial PUCP, pp. 24-25.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: